Cómo actúa el plasma rico en plaquetas en el tratamiento del dolor
Compartir en       
Las articulaciones, lesiones, traumas o afecciones vinculadas a los huesos y a tejidos blandos suelen debilitarse. Cuando el dolor se hace presente, buscamos eliminarlo o disminuirlo, allí entran en juego los "bloqueos para el tratamiento del dolor", son alternativos no quirúrgicos y generalmente ambulatorios que están indicados para dolores de columna y articulaciones.
Existen actualmente diferentes tipos de bloqueos, según el dolor y la patología del paciente (Radiofrecuencia o Bloqueo por Termolesión, Proloterapia, Bloqueos por ecografía), pero especialmente uno ha llamado la atención por su poco conocida utilización en el campo de la salud: el Plasma Rico en Plaquetas (PRP) más ácido hialurónico.

«Este tipo de terapia se integra a lo que se llama Medicina Regenerativa, en donde se incluyen todas aquellas terapias que buscan la regeneración de los tejidos y órganos del cuerpo humano, estimulando los procedimientos de curación natural de nuestro cuerpo. Este tipo de técnicas son de gran eficacia para problemas musculoesqueléticos como la artrosis, lesiones musculares o dolores lumbares o cervicales», explica el Dr. Roberto Boyd (MP 442810 / MN 83868), traumatólogo de DIM CENTROS DE SALUD.

En tal sentido, el Plasma Rico en Plaquetas es un tratamiento médico terapéutico que utiliza las plaquetas presentes en la sangre del paciente, para ayudar en la recuperación y curación de lesiones musculares, tendinitis, dolor lumbar y artrosis de rodilla, cadera y hombro.

«El procedimiento es muy sencillo y mínimamente invasivo. Primero se extrae sangre del paciente, la cual luego se centrifuga en laboratorio junto con sustancias anticoagulantes. Luego de eso, inmediatamente se procede a la colocación del material obtenido (el plasma) en la zona a tratar. El paciente reposa y es observado en tiempo promedio de una hora y puede regresar a su domicilio. Generalmente se hacen varias sesiones planificadas por el médico especialista en medicina del dolor», detalla el especialista.

«La terapia con PRP acelera la regeneración de los tejidos y con ello la posibilidad de llevar una vida normal e incorporarse a las actividades diarias, ya que aumenta la capacidad y velocidad del proceso de reparación. Asimismo, al ser resultado de la propia sangre del paciente, es mucho más seguro y estimula la segregación de colágeno, que también colabora. Y, sobre todo, es muy cómodo y sencillo ya que no precisa hospitalización ni técnicas agresivas» completa el Dr. Boyd.

El PRP restaura la vitalidad cutánea, aumenta su grosor, recupera la consistencia elástica y muscular, mejora la afluencia vascular estimulando las secreciones e incrementando la tersura y apariencia de la piel. Es ambulatorio, no tiene riesgos involucrados y el 95% de los pacientes se manifiestan satisfechos con las mejoras luego de la aplicación.

«Por lo general, se recomiendan de 2 a 3 infiltraciones con intervalos de una semana entre cada una de ellas, aunque pueden variar en función del tipo de lesión, el grado de afectación y evolución del paciente, mientras tanto, entre infiltración e infiltración el paciente puede continuar con su vida normal», finaliza el traumatólogo.

Otros tipos de Bloqueos del Dolor son:

Radiofrecuencia o bloqueo por termolesión
Es un procedimiento que consiste en colocar en los puntos donde está el dolor, anestesia local y unas agujas de radiofrecuencia con las cuales se transmite radiofrecuencia para trabajar la parte sensitiva de los nervios, obteniendo como resultado un alivio prolongado del dolor.

El mismo, es ambulatorio y se realiza en quirófano por medidas de esterilidad, ya que los pacientes requieren sedación anestésica. Con este procedimiento se pueden tratar:

◾ Cervicalgias.
◾ Hernias discales cervicales y lumbares.
◾ Neuralgia del trigémino.
◾ Síndromes compresivos radiculares por artrosis.

Después de realizarlo, el paciente se observa en un promedio de tiempo de una hora y puede retirarse a su domicilio. Es un procedimiento que no tiene contraindicaciones.

Proloterapia
La proloterapia es una técnica para tratamiento de dolores, muy utilizado en tendinitis crónicas o agudas, lumbalgias, cervicalgias y desgarros musculares. Es una práctica que se realiza en consultorio en la cual utilizamos solución glucosada (preparada en laboratorio) y Lidocaína (anestésico local).

En general, son de 4 a 5 aplicaciones inyectables en la región afectada, con un intervalo semanal entre cada aplicación. No tiene contraindicaciones, puede aplicarse en Hipertensos y Diabéticos. El resultado es un alivio prolongado del dolor.

La Solución Myers - especial para falta de energía y constantes dolores de cabeza y musculares
La Solución Myers es un tratamiento basado en Vitaminas, Magnesio y Carbonato de Calcio que ayuda a revitalizar, mejorar el estado de ánimo y disminuir los dolores.

Las vitaminas y minerales aportados a través de la solución de Myers ayudan a fortalecer el sistema inmune y mejorar la vitalidad, como consecuencia el paciente se siente con mayor energía y mejora su estado de ánimo.

Este tratamiento se administra mediante un protocolo médico adecuado y por una inyección intravenosa lenta, resultando eficaz para el alivio de dolores musculares, Artrosis, debilidad al caminar, fibromialgias, entre otros. No tiene contraindicaciones ni en hipertensos, ni en diabéticos.

Volver