¿Qué hay de normal en el sangrado menstrual abundante?
Compartir en       
Puede ser incapacitante, molesto y síntoma de algo más: el sangrado menstrual abundante pasa desapercibido y no debería. ¿Sabes a qué obedece? ¿Cómo controlarlo?

Desconocimiento, falta de información y normalización: esa es la realidad del Sangrado Menstrual Abundante (SMA), un trastorno de la mujer que puede suponer mucho más de lo que creemos.

EFEsalud conversó con la Dra. Beatriz Albi, miembro de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y ginecóloga en el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid, para conocer más sobre esta condición tan frecuente como desconocida de la menstruación.

¡No lo normalices!
¿Sabías que se estima que el 27% de las europeas sufren de SMA pero solo la mitad de ellas acuden a consulta?

Este dato lo recoge la SEGO en su última actualización sobre este trastorno. Detrás de esta normalización se encuentra la falsa creencia de que se trata de algo genético.

«Muchas veces pensamos que, si ha sido así gran parte de la vida o que tu madre o tu abuela también han tenido reglas abundantes, parece que es normal y no se consulta», señala la ginecóloga.

¿Cuándo se considera un sangrado menstrual abundante?
Se considera sangrado menstrual abundante en el caso de cumplir al menos uno de los siguientes parámetros:

  • Tienes que cambiarte el tampón o la compresa cada una o dos horas.
  • La menstruación dura más de una semana.
Clínicamente significativo cuando...

Cuando en una analítica se ve que este sangrado produce anemia se trata de una patología clínicamente significativa.

Dicha falta de hierro se suele paliar con un suplemento oral que produce efectos secundarios como:

  • Malestar digestivo
  • Dolor de estómago, en la boca de estómago
  • Diarrea o estreñimiento
Una patología limitante
Esto se traduce en que la paciente que padece de SMA, además de ver alterada su calidad de vida por la propia patología, tendrá que lidiar adicionalmente con los efectos secundarios asociados al suplemento de hierro para tratar la anemia.

«Si tiene un sangrado abundante que le produce anemia le puede perjudicar en otros factores de su vida, pero además tampoco es muy normal cambiarse cada hora de compresa: no puedes tener un trabajo, no descansas por la noche si tienes que ponerte una alarma cada dos horas para ir al baño», explica la Dra. Albi.

¿Por qué se produce?
Pese a que puede tratarse de una peculiaridad de algunas mujeres, también puede ser un síntoma de algo más.

Por ejemplo, el sangrado puede estar ocasionado por cualquier patología dentro del útero, siendo el pólipo o el mioma las más comunes.

▪ MIOMA. Suele afectar a pacientes más jóvenes. Se trata de nódulos benignos del útero hechos de tejido muscular. Cuando están en contacto con el endometrio (cavidad del útero) y producen un sangrado constante. Normalmente se soluciona con una intervención quirúrgica.

▪ PÓLIPO. Suele darse en la perimenopausia. Es un tejido glandular similar al del endometrio, que se escama todos los meses con la regla. Cuando se detecta por ecografía, se extirpa con una técnica quirúrgica relativamente sencilla (usando una pequeña cámara). Es más, se puede quitar en consulta sin necesidad de anestesia general.

¿Hay alguna razón detrás de la aparición de estas patologías?
Pero... ¿Podemos evitar padecer este tipo de patologías? ¿Hay algún hábito detrás de su aparición?

«A veces los pólipos están asociados con algún tipo de medicación pero realmente la causa como tal no se sabe», apunta la ginecóloga.

¿Cómo se trata el SMA?
Para tratar el sangrado menstrual abundante, Albi distingue:

Ácido tranexámico: un tratamiento que acorta el sangrado.

Tratamiento hormonal: Si no hay patología orgánica (como pólipos o miomas) se puede recurrir a la píldora, el DIU, el implante del brazo, el anillo anticonceptivo, el parche, etc. Todos ellos adelgazan la capa interna del útero, haciendo que el sangrado sea menos abundante.

En el caso del DIU… En función de la dosis hormonal que lleve se denomina Mirena o Kyleena

Se puede poner desde los 18 hasta la menopausia. El kyleena es para aquellas mujeres que no hayan tenido partos vaginales y en general pueden durar hasta 7 años.

¿Es incompatible con el embarazo?
Pero siendo anticonceptivos los que normalmente se emplean para lidiar con el SMA… ¿No pueden las mujeres con esta patología ser madres?

En este sentido, la doctora explica que el ácido tranexámico no afecta a la fertilidad.

Además, poner tratamiento hormonal con solo progesterona en segunda fase del ciclo (del día 15 al 25) no tiene efecto anticonceptivo, por lo que sería otra opción para aquellas que desean quedarse embarazadas.

¿Cuál es el más recomendado?
La recomendación siempre irá ligada a las características de la paciente.

Eso sí, la doctora de la SEGO suele recomendar el DIU, porque tiene muy pocos efectos secundarios, trata bien el sangrado abundante y además presenta, por lo general, una pronta recuperación de la anemia para las pacientes.

Y es que, una vez controlada el SMA, desaparece la anemia y, con ella, la necesidad de tomar suplementos de hierro y sus molestos efectos secundarios.


Ref: EFE

Volver